Víctor Moreno, Consuelo Allué, Agustina Pérez




     

Hemos seleccionado los textos de esta obra para que los leas “con lupa”, con mucha atención. Hemos preparado una serie de preguntas y ejercicios que acompañan la lectura para que, en estas lecturas y en otras,emos que leas como si espiaras el texto. Como periodista en busca de información. Como científico investigador. Como detective que revisa todos los rincones del texto. ¿Te lo imaginas?


Para ello, antes de empezar a leer, observa bien la página, el texto, como hacen los detectives cuando llegan al lugar de los hechos. Así comienzas a recoger información, en el antes. Después lee, es la fase que llamamos durante. Despacio, sin prisa, con atención, como hacen los buenos espías. Y, si no entiendes algo, pregunta o busca apoyo en algún lugar (diccionario,
Internet, familia, profe, compañeros...).


Si te gusta la investigación y la acción, seguro que lo pasas bien con los ejercicios de después. Léelos con atención y complétalos.


Al terminar, puedes volver a leer el texto. Sentirás y comprobarás que has entendido muy bien, que has aprendido cosas, que tu cerebro funciona bien, que, en el futuro, podrás ser excelente espía, reportero, investigador, psicólogo, detective o lo que tú elijas. Y que ahora ya eres un gran lector.



 

[ subir ]