cenlit

Crítica del Manual de literatura española, por Genaro J. Pérez
The University of Texas of the Permian Basin

Crítica del Manual de literatura hispanoamericana, por Richard D. Woods
Trinity University

[ volver a página anterior ]

     

librosCRÍTICAS APARECIDAS EN HISPANIA
(septiembre de 1994)

Pedraza Jiménez, Felipe B. y Milagros Rodríguez Cáceres, Manual de literatura española Vol. XI. Berriozar (Navarra); Cénlit,1993.

Más que un simple manual, como sugiere el título, esta obra de consulta, bien documentada e informativa, comprende 13 volúmenes (el volumen 1 apareció en 1981, con 10 volúmenes más publicados hasta la fecha; los volúmenes 12 y 13 se publicarán próximamente). Aunque este análisis se centra en el volumen 11, recientemente publicado, este reseñante ha examinado la colección completa. El formato, el enfoque y la calidad se mantienen a través de toda la obra. La compilación ofrece un método nuevo y relativamente objetivo de leer y analizar textos originales sin menospreciar las consideraciones teóricas e históricas de los movimientos, obras y autores literarios de toda la historia de la literatura española. La distribución de los temas en divisiones y subdivisiones facilita la localización de puntos específicos de interés para los lectores. Cada sección contiene referencias bibliográficas abreviadas y al final de cada capítulo, en orden alfabético, se dan referencias de primer y segundo orden para los autores citados y estudiados.
Los autores de esta obra de consulta han optado por no limitarla a escritores de primer rango, sino que incluyen considerable información relacionada con literatos que no siempre se han considerado importantes. Se proporcionan datos relevantes sobre figuras secundarias sin sacrificar el detalle sobre escritores y obras consagrados. El primer volumen trata de la Edad Media; el segundo estudia el Renacimiento; el tercero se dedica al Barroco, comenzando con una introducción y pasando luego a examinar la prosa y la poesía del periodo, mientras que el cuarto abarca el teatro barroco. El quinto volumen profundiza en el abandonado e injustamente tratado siglo XVIII; el sexto comprende el periodo romántico y el séptimo trata del Realismo. El volumen octavo, uno de los dos dedicados a escritores y obras fin-de siècle, proporciona una cobertura exhaustiva de los líricos y dramaturgos de la Generación del Fin de Siglo. Los compiladores han optado por no dividir el 98 y el modernismo, incorporando así posturas críticas recientes, que reconocen la relación de ambos con el Modernismo Europeo; otro volumen, el noveno, investiga los prosistas de la generación de fin de siglo. El volumen décimo, uno de los dos asignados al Novecentismo y Vanguardia, contiene una introducción y un análisis de los prosistas y dramaturgos de la época, mientras que el undécimo de la colección continúa con los renombrados líricos del novecentismo y vanguardia. Todavía sin publicar los restantes volúmenes de la colección, esto es, el XII y XIII, tratarán sobre la novela y el ensayo de posguerra, y la poesía y el teatro, respectivamente.
El volumen XI contiene una introducción general a la lírica novecentista y continúa con un análisis del "grupo canario" (Tomás Morales y Alonso Quesada reciben atención individual con subdivisiones tituladas "Síntesis biográfica", "Perfil humano y literario", "Rasgos generales y trayectoria", "Forma métrica y lengua poética", además de análisis de poemas que permiten una apreciación minuciosa de los poetas). Sigue una subsección que se refiere a León Felipe y otra que trata a Mellado, Camín y poetas menores. Luego viene un amplio capítulo dedicado a Juan Ramón y otro que estudia "poetas menores de la generación de las vanguardias" (Villalón, Bacarisse, Domenchina, Del Valle, Garfias, Larrea, Hinojosa). El capítulo cuarto analiza a Salinas, Guillén y Diego; el quinto contempla a Lorca y a Alberti; el sexto estudia a Aleixandre y Cernuda, mientras que el último reconsidera a Prados, Altolaguirre y Hernández.
El "Manual", en su totalidad, resultará excepcionalmente valioso para estudiantes y licenciados, pero especialmente para profesores y para los que investigan virtualmente cualquier tema o autor de la literatura española. Solamente su copiosa bibliografía constituye una extraordinaria fuente de riqueza informativa, raramente encontrada en manuales de esta clase. Los compiladores merecen ser elogiados por su dedicación y su predilección por el detalle, que hará que su obra sea de extraordinaria valía para hispanistas e hispanófilos durante generaciones.

Genaro J. Pérez
The University of Texas of the Permian Basin

[ subir ]

 

Pedraza Jiménez, Felipe B., Manual de literatura hispanoamericana: I. Época virreinal y II. Siglo XIX, Berriozar (Navarra); Cénlit Ediciones,1991, 2 vols.

Una buena parte de la literatura occidental proviene de las contribuciones del mundo hispánico. Ofrecer una historia de la literatura de España y América puede producir desánimo; de ahí que los esfuerzos anteriores no han igualado nunca al Manual de literatura española y Manual de literatura hipanoamericana. Tres historias completas, todas del siglo XX, sugieren una relación de parentesco y continuidad.
La primera parece ser el volumen 14 de Julio Cejador y Frauca, Historia de la lengua y literatura castellana...(1915-1922). Treinta años más tarde, Guillermo Díaz-Plaja publicó su Historia general de las literaturas hispánicas en 7 volúmenes (1949-1968). Y, finalmente, Emilio Diez-Echarri, el más cercano predecesor del Manual de literatura, apareció con su Historia de la literatura española e hispanoamericana en 1960. Una tentativa del siglo XX, las historias extensas, siempre en español y recopiladas por españoles, generalmente se distancian en una media de 25 años. Y la obra que aquí se estudia también sigue la misma pauta.
El alcance de la obra Manual de literatura española es enorme. Mientras los 13 volúmenes para la península abarcan desde la Edad Media hasta la posguerra, los de la América Latina son los dos que aquí analizamos, La época virreinal y El siglo XIX, además de 4 volúmenes más en proyecto: Modernismo, La época de las vanguardias, La época contemporánea: introducción, poesía, teatro y La época contemporánea: prosa. Los editores generales son Felipe B Pedraza Jiménez y Milagros Rodríguez Cáceres, con cada volumen asignado a un equipo de expertos españoles.
Naturalmente, cada tomo sigue un formato similar: una introducción, el periodo en contexto y una serie de capítulos ajustados a los materiales. De hecho, el índice indica que los capítulos tienen unas subdivisiones enumeradas para facilitar el acceso. Cada sección principal va seguida de 2 bibliografías, obras citadas y otras de interés. Además del detallado índice de contenidos, presenta un índice de autores y obras anónimas.
El primer volumen, Época virreinal, examina la serie entera de América Latina, no sólo como primer volumen para este continente, sino también en su dedicación al periodo colonial, tema de mucha investigación en los últimos 20 años. Los editores del volumen, Gala Blasco, Juan Antonio Bueno, Celsa Carmen García Valdés, Luigi Giuliano, Hitos Hurtado, Consuelo López, Pilar Pedraza Jiménez, Melquíades Prieto, Arturo Ramoneda y Fernando Rayo, han dividido el volumen en 7 capítulos: 1. La época virreinal, 2. La prosa del siglo XVI, 3. Poesía lírica y épica del siglo XVI, 4. Poesía lírica y épica del siglo XVII, 5. La prosa barroca, 6. El teatro en los siglos XVI y XVII y 7. Literatura del siglo XVIII. Cada capítulo, a su vez, se subdivide y es de fácil acceso. Por ejemplo, en el primer capítulo, La época virreinal, se encuentra 1.2. Contexto socio-cultural, 1.2.1.1. Palabras preliminares, 1.2.1.2. La impronta del descubrimiento en la sociedad, 1.2.1.3. El aliento económico del descubrimiento, etc. Este modelo de cuidadosa subdivisión y fácil acceso se repite en todo el volumen.
El valor está en lo reciente de la publicación, el cuidado extremo en la organización y el esfuerzo de los editores para coordinar las literaturas de ambos continentes y la interpretación liberal del término literatura.
Estos volúmenes permiten una extracción de materiales más fácil que en ninguna de las 3 historias de la literatura mencionadas antes. La diferencia mayor, sin embargo, con obras anteriores es la amplitud de la interpretación al dar al usuario un enfoque interdisciplinar de la literatura. Algunos subcapítulos confirman esta totalidad: "La lengua en hispanoamérica durante la época colonial", "Médicos y naturalistas", "Condiciones socio-políticas", "Cultura y enseñanza", y "La prosa científica".
Parece obvio, sin embargo, que los editores y editores asociados limitaran una gran parte de su investigación a España. Una lectura atenta de la literatura colonial hispanoamericana en el Manual de Estudios Latinoamericanos desde 1979 a 1986 revela la ausencia de fuentes americanas más recientes. Omisiones de este tipo incluyen From Oral to Written Expression: Native Andean Chronicles of the Early Period (1982) y Guaman Poma: Writing and Resistance in Colonial Peru (1986), de Rolena Adorno. Discurso narrativo de la conquista de América: ensayo (1983), de Beatriz Pastor Bodmer, Socio-historia de la literatura colonial hispanoamericana (1985), de Hernán Vidal, y Women in Colonial Spanish American Literature: Literary Images (1983), de Julie Greer Johnson. Si se dirige la atención al periodo colonial en los últimos 20 años, como se observa especialmente en los eruditos de Estados Unidos, los editores se deberían haber provisto de fuentes más recientes.
El Siglo XIX sigue el formato de disposición cuidadosa en los capítulos siguientes: 1. La literatura hispanoamericana en su contexto, 2. La lírica romántica, 3. La novela romántica, 4. La novela realista, 5. La poesía de la segunda mitad del siglo XIX, 6. El teatro, y 7. Pensamiento y ensayo. Los editores Eugenio Alonso Martín, Gala Blasco, Juan Antonio Bueno, Jesús Antonio Capellán de la Cruz, Consuelo López, Julián Moreiro y Fernando Rayo han añadido campos de los que carecen a veces los libros de esta naturaleza. Historiadores, lingüistas y periodistas a menudo no encuentran lugar en las historias de la literatura. Quizá por primera vez, el famoso bibliógrafo, José Toribio Medina, recibe varias páginas. La presencia de campos afines a la literatura marca el carácter interdisciplinar de los volúmenes como en el periodo colonial.
Sin embargo, como en el tomo sobre el periodo colonial, las contribuciones de ciertos eruditos americanos en el siglo XIX pasan desapercibidas: Recopilación de textos sobre la novela romántica latinoamericana (1978), de Enrique Sosa, La lengua literal y la lengua expresiva en Facundo (1982), de Thomas R. Coates, La ciudad letrada (1984), de Angel Rama, y el artículo de Doris Sommer, "Not Just Any Novel" (1986). Puede también haber sido incluido el afortunado descubrimiento de Antonio López Matoso, Viaje de Perico Ligero al país de los moros (1972).
Los dos volúmenes, Época virreinal y Siglo XX, deben situarse en el contexto del esfuerzo conjunto: 15 tomos con 4 que faltan por publicar para Latinoamérica. El resultado es la abrumadora tarea de una obra completa, que hace accesibles 850 años de literatura hispánica. Un pequeño repaso sobre el periodo colonial y el siglo XIX sugiere que la masiva empresa carecía de contactos americanos, o al menos, no se percibió al identificar a los editores. A pesar de los problemas del Manual, es hasta ahora la mejor historia integradora de la literatura del mundo hispánico.

Richard D. Woods
Trinity University

 

[ subir ]